La inflación es uno de los grandes enemigos tanto de nuestra economía personal como de la economía de cualquier país. Este fenómeno se devora tus ahorros, ya que le quita valor adquisitivo a tu dinero. En un proceso inflacionario, cada vez comprarías menos cosas con la misma cantidad de dinero, es decir, tienes que gastar más para consumir lo mismo que consumes hoy. De manera que es muy importante saber qué es la inflación y cómo protegerse de ella.

¿Qué es la inflación?

Es un fenómeno económico caracterizado por el aumento generalizado de los productos y servicios de un país durante un período sostenido. Esto produce una elevación de los precios al consumidor en una canasta básica de bienes y servicios. Como consecuencia de este desequilibrio, el dinero de la población pierde valor adquisitivo. Esto es una pérdida de valor real, ya que no se ve cubierta por incrementos en los ingresos de la población. La inflación es, por tanto, una máquina trituradora que se va comiendo el dinero que no genera ninguna rentabilidad.

Claro está, en toda economía es normal que haya cierto índice de inflación, impulsado por el crecimiento de la economía y la emisión de dinero fiduciario. Estos niveles de inflación son controlados por el banco central de cada país, los cuales hacen ajustes en los tipos de interés para que este aumento de precios se mantenga bajo control y sea correspondido con los incrementos salariales de la población. En algunos casos incluso se da el caso de una inflación negativa (deflación), o muy cercana al 0%, siendo esto algo que beneficia a la población. Incluso, una inflación del 2 o 3% se considera aún como normal en la mayoría de los países.

El problema radica cuando los precios aumentan sin control, alimentado por la poca oferta y el exceso de demanda. Esto es solo la punta del iceberg, ya que no solo basta con que haya poca oferta y mucha demanda para que se produzca un proceso de inflación. Veamos cuáles son las condiciones que se tienen que cumplir para que se pueda hablar de que existe un proceso inflacionario.

¿Cuándo se produce la inflación?

Los bienes y servicios que se ofrecen en un país llevan intrínseco diversos procesos, entre ellos importación, producción o fabricación, almacenamiento, distribución y comercialización. En todos estos escalones existen costos que se deben asumir para que dicho producto o servicio llegue al consumidor final.

Si hay un incremento en los precios en cualquiera de estas etapas, es claro que habrá un incremento en el precio del producto final. Y si dicho producto forma parte de la canasta básica de bienes y servicios, esto hará crecer la inflación.

Pongamos un ejemplo bastante conocido. El petróleo es una de las materias primas en materia de energía más consumidas en el mundo. Esto es porque muchos, muchísimos de los productos que usamos día a día son producidos con derivados del petróleo, como por ejemplo la gasolina, el diésel, los neumáticos, , fertilizantes, el gas doméstico, los plásticos, las pinturas, algunos textiles, el asfalto… En fin, los productos y subproductos derivados del petróleo son muchísimos. Ahora, si el precio del petróleo, por diversas razones, comienza a encarecerse en el país, es lógico que estos productos también suban de precio.

Incluso aquellos productos que no están directamente relacionados con el petróleo terminarán subiendo de precio. Por ejemplo, los productos alimenticios, como el pan, también se verán afectados, ya que el precio del gas para prepararlo será mayor, el trigo puede que aumente de precio por el aumento de precio en los fertilizantes, o la escasez de estos, la gasolina que se necesita para transportar el trigo, o la harina.

Y así podríamos continuar con mil ejemplos derivados de la misma materia prima. Esto conforma un intrincado sistema de precios que se interrelacionan entre sí y que forman en complejo entramado económico de una nación.

Oferta y demanda: el juego del dinero

Como hemos mencionado, una de las causas visibles de la inflación es el aumento de la demanda y la disminución en la oferta de ciertos productos, ya sean materias primas o subproductos. En este caso, el aumento en la demanda puede deberse a varios factores:

  • Un mayor caudal de dinero disponible en los hogares.
  • Tasas de interés muy bajas que desalienten el ahorro y promuevan los productos de financiamiento, como préstamos personales o hipotecas.
  • Incremento desmedido en los gastos del Gobierno.
  • Aumento de precios en las materias primas que encarezcan la producción o la disminuyan.
  • Problemas de importación.

Si estos aumentos de demanda no consiguen ser satisfechos por el sistema productivo del país, se da como consecuencia un proceso inflacionario, que puede extenderse por mucho o poco tiempo, dependiendo de las medidas que se tomen al respecto.

Por ejemplo, durante la pandemia, los bancos centrales, en especial la Reserva Federal, han impreso dinero como nunca antes para ofrecer ayudas a las familias debido a la crisis. Mucho de ese dinero fue a parar a la bolsa, a inversiones inmobiliarias o a los ahorros de las familias.

Ahora, con la crisis ya pasando, los niveles de consumo vuelven a ser los que eran, incluso se incrementan debido a que hay más dinero en los hogares. Pero, no pasa lo mismo con la producción de dichos bienes y servicios, y esto trae como consecuencia un proceso inflacionario.

¿Cómo me afecta la inflación?

Como ya hemos mencionado, la inflación se produce cuando hay un aumento fuera de lo normal en el precio de bienes y servicios. Ahora bien, ¿cómo afecta esto a mi bolsillo? El primer efecto es evidente: con la misma cantidad de dinero podrás adquirir menos productos. De manera que es muy perjudicial para los ahorros que no están produciendo ninguna rentabilidad. Ahora bien, lo contrario pasa con las deudas, como hipotecas o créditos online. En la medida que el dinero pierde valor, las deudas también perderán valor, en términos del poder adquisitivo del dinero prestado, no es que disminuye la cantidad a pagar.

¿Cómo protegerse de la inflación?

Si la inflación se come mis ahorros, entonces ¿cómo puedo protegerme de este fenómeno para que mi dinero no se vea diezmado? Pues bien, lo primero que debes hacer es poner a producir beneficios con tus ahorros, y no solo guardarlo en una cuenta que no les gane intereses o que gane muy poco.

Durante este 2022, la inflación media en España ha crecido a más del 7%, frente al 3,1% que registró en 2021. Esto es bastante preocupante para la población española, ya que se está viviendo una inflación que no se veía hace más de 37 años, en parte debido al conflicto bélico entre Rusia y la OTAN. Se espera que el índice de precios al consumidor comience a descender gracias a las medidas que ha tomado el Estado para estabilizar la situación. Pero, ¿qué puedo hacer a nivel personal para protegerme de la inflación? Veamos las principales formas en las que puedes proteger tus ahorros de la inflación:

Comprar otras divisas

Una de las primeras formas de frenar la pérdida de valor de tu dinero es cambiando tu moneda local por otra divisa más fuerte y estable. Por ejemplo, si tu moneda local tiene una inflación del 30%, sería recomendable cambiar tu dinero por una moneda con poca inflación.

Invertir en bolsa

Las inversiones en bolsa son una forma de hacer crecer los ahorros, siempre y cuando se realicen de forma analizada y acertada. Es necesario escoger bien las inversiones, para que estas ofrezcan verdaderamente un rendimiento mayor al porcentaje de inflación anual.

Una de las mejores formas de invertir en bolsa para generar rentabilidad a largo plazo es con los ETF, o fondos cotizados en bolsa. Estos fondos de gestión pasiva tienen como objetivo replicar un índice bursátil o parte de él, de manera que al hacer una sola inversión, estarás comprando una pequeñísima parte de un conglomerado de empresas nacionales y/o extranjeras de alta capitalización.

Los ETFs tienen un rendimiento anual promedio del 13%, de manera que si la inflación es del 4%, y las ganancias obtenidas con tus ahorros fueron del 13%, por poner un ejemplo simple, ese dinero invertido le habrá ganado a la inflación.

Esta es solo una de las muchas formas que hay de invertir en bolsa. Pero antes de hacerlo es necesario que investigues muy bien cómo funcionan las inversiones, cómo se comportan los mercados financieros y qué está pasando en la economía local y global. Una buena forma de obtener información es observar qué tipo de operaciones hacen los grandes inversores del mundo, como Warren Buffett o Cathie Wood.

Comprar bienes inmuebles

Los bienes inmuebles se caracterizan por ganar valor ante los procesos inflacionarios, por lo que es una de las formas más seguras de invertir tu dinero. Como mencionamos anteriormente, las deudas de créditos hipotecarios o préstamos online también pierden valor adquisitivo ante la inflación, por lo que es una buena oportunidad para comprar un inmueble a crédito y pagarlo con la rentabilidad que el mismo inmueble genere.

Lo mismo pasa con metales como el oro o la plata, los cuales no pierden valor ante la inflación, sino todo lo contrario. Esto se traduce en una inversión a largo plazo, y es una de las formas de protegerse de la inflación.

Para culminar, repasemos una de las frases que usó el Oráculo de Omaha, Warren Buffet, al final de la Gran Recesión en 2009: "Si eres el mejor maestro, si eres el mejor cirujano, si eres el mejor abogado, te llevarás el salario que te mereces, independientemente de lo que valga la moneda. […] Lo mejor que se puede hacer es invertir en uno mismo". De manera que invierte en conocimiento, y podrás protegerte de la inflación.


¿Qué significa un historial crediticio y cómo mantenerlo positivo?

“Sujeto a evaluación crediticia”. ¿Te suena familiar esta frase? Es posible que la hayas visto al buscar información de productos bancarios como préstamos personales, tarjetas de crédito, hipotecas...

5 consejos para salir de ASNEF

Estar en el fichero ASNEF no es una noticia alentadora, ya que reduce drásticamente las oportunidades de financiación del cliente. Puedes estar en ASNEF porque tu situación financiera cambió y no p...

Tipos de impuestos en España

Los impuestos son tributos a los que están obligados los ciudadanos de un país sin necesidad de que exista una contraprestación directa al mismo. Es decir, no es necesario que...

Cómo protegerse del Phishing

Las estafas por internet son algo muy común en la actualidad, y así como te pueden robar dinero directamente, también te pueden robar información. Los delincuentes cibernéticos utilizan diversos mé...

¿Estás en ASNEF? Conoce algunas formas de salir

Cuando se habla de préstamos online, es muy probable que surja la pregunta de cuáles aceptan ASNEF. Pero, exactamente ¿qué es ASNEF? Si estás en ASNEF, ¿cómo puedes salir? ¿Cómo saber si estás en e...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %