“Sujeto a evaluación crediticia”. ¿Te suena familiar esta frase? Es posible que la hayas visto al buscar información de productos bancarios como préstamos personales, tarjetas de crédito, hipotecas u otros tipos de créditos. Pues bien, esto hace referencia al historial crediticio que el cliente o futuro cliente tiene registrado. Pero, ¿qué es un historial crediticio y por qué es tan importante? ¿Cómo puedo mantenerlo positivo?

¿Qué es historial crediticio?

Es un registro que contiene toda la información financiera de una persona en relación a los productos crediticios que tiene o que ha solicitado. Desde el momento que solicitas una tarjeta de crédito, préstamo rápido, hipoteca o cualquier otro tipo de financiamiento entras en el registro CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España), que es la base de datos en la que se llevan dichos informes (ojo, no es un registro de morosos).

El historial crediticio refleja, entre otros, los siguientes datos:

  • Qué y cuántos productos de financiamiento ha solicitado y/o tienes activos
  • Cómo ha sido tu comportamiento de pago con cada uno, es decir, si has sido puntual o has tenido impagos.
  • Cuánto tiempo has quedado moroso en alguna cuota.
  • Si tienes deudas prescritas.
  • Facturas pendientes.

El objetivo de este registro es que los bancos y demás entidades de crédito puedan evaluar si un solicitante es apto para recibir un nuevo producto de financiación o no. De esta manera, si el cliente ha demostrado un excelente comportamiento con sus obligaciones financieras y tiene capacidad de endeudamiento, es probable que obtenga la aprobación de su solicitud. En cambio, si tiene impagos registrados, facturas atrasadas y moras esto indica que el cliente es de alto riesgo o poco confiable para cumplir sus obligaciones.

¿Quiénes se encargan de llevar el historial crediticio?

Ya hemos comentado que cuando un cliente obtiene su primer producto de financiamiento, el banco pasa esta información al Banco de España, el cual lo registra en la base de datos CIRBE. Sin embargo, es importante tener clara la diferencia entre este registro y las listas de morosidad:

CRIBE
La Central de Información de Riesgos del Banco de España es una base de datos que almacena la información suministrada cada mes por las entidades de crédito supervisadas. Este registro recopila toda la información crediticia del cliente y le asigna un estatus de riesgo en función de su comportamiento de pago. La CRIBE es un registro público al que puede acceder cualquier persona física o jurídica de forma gratuita. La CIR contiene dos tipos de informes de riesgo: El informe agregado en el que se indica el monto adeudado por cada tipo de riesgo, ya sea riesgo directo (préstamos y créditos) o riesgo indirecto (avales y garantías). No especifica el listado de productos activos, solo los montos que se agregan en cada una de estas categorías. El informe de riesgos detallado es solo para el titular y sí incluye una lista de cada producto financiero que se tiene contratado.
ASNEF
La Asociación Nacional de Entidades Financieras es la encargada de registrar a todas las personas físicas y jurídicas que hayas contraído una deuda con cualquier acreedor, no solo en bancos. Este fichero registra el comportamiento de pago de cada deudor, por lo que sí es una lista de morosidad. Si has tenido impagos en alguna factura o cuota de un crédito o préstamo, esta se verá reflejada en la base de datos. ASNEF está gestionada por la empresa mercantil Equifax S.L. y es el mayor fichero de morosidad e España. Incluye todo tipo de obligación financiera que tenga el cliente, incluso una factura de tarifa móvil. Claro que esto no ocurre de inmediato, ya que la persona tiene un plazo de 30 días después del impago para ponerse al día. Pero si se agota este tiempo, pasará a estar en esta indeseable lista de morosos con una calificación negativa.
RAI
El Registro de Aceptaciones Impagadas es el segundo fichero de morosidad en España y es la mayor fuente de información negativa de los deudores jurídicos. El RAI almacena la información de los impagos de sociedades cuando su valor supera los 300 €. Se enfocan en documentos como letras de cambio, pagarés, cheques de cuenta corriente o pagarés de cuenta corriente. Los deudores que aparecen en el RAI son rechazados de inmediato por las entidades de crédito.

¿Cómo solicitar mi historial crediticio?

Como hemos visto, nadie quiere estar en un fichero de morosos, ya que básicamente dejamos de ser sujetos de crédito. Esto quiere decir que no seremos aceptados en ningún banco o entidad financiera para contratar una hipoteca, un crédito, una tarjeta, incluso muchos de los préstamos online estarán fuera de nuestro alcance. Sigue leyendo para conocer tres puntos que te ayudarán a evitar caer en estas listas, pero antes veamos las formas que tienes para consultar tu historial crediticio de forma gratuita.

Oficina Virtual el Banco de España

A través de este portal se pueden realizar diversos trámites, entre ellos la solicitud del informe de riesgo personal registrado en la Central de Información de riesgos. Recuerda que este informe no implica que seas moroso, solo te mostrará los detalles de tus obligaciones financieras y tu calificación de riesgo. Se puede obtener de manera electrónica, solicitando el historial crediticio por correo postal o de manera presencial en el Banco de España (previa cita).

ASNEF o RAI

ASNEF y RAI son los principales ficheros de morosidad en España, por lo que si quieres consultar cómo está tu situación crediticia esta es otra de las formas de solicitar tu historial. Si tienes algún impago que ha excedido los 30 días, es muy probable que tengas un fichero de morosidad. Al pasar a este registro, recibirás una notificación de la entidad acreedora. Lo más recomendable es ponerte en contacto de inmediato y buscar una solución para realizar tus pagos y que puedas salir del fichero lo antes posible.

¿Cómo mantener mi historial crediticio positivo?

Queda claro que, si queremos seguir siendo sujetos de crédito en las entidades reguladas por el Banco de España (que son las únicas recomendadas para solicitar productos), es muy importante mantener un historial crediticio positivo. Pero, ¿cómo lograrlo?

Lleva un control

Una de las maneras más sencillas es llevando un control de todos los productos de financiación que contratamos, incluso los créditos online que se pueden solicitar estando en ASNEF. El hecho de que puedas conseguir un crédito rápido aun en una situación de morosidad no resuelve el problema de tu historial. Pero, si desde un principio llevas este control y estás atento a tus pagos, ni siquiera tendrás que verte en la posición de estar en una lista de morosidad. Como consecuencia de llevar un registro consciente de tus obligaciones financieras, serás capaz se planificar tus finanzas y pagar tus compromisos a tiempo. Esto te dará una excelente calificación y podrás optar por nuevos productos de crédito.

Evalúa tus finanzas

Para llevar finanzas responsables es importante estar conscientes de nuestra capacidad de endeudamiento. El Banco de España recomienda que esta sea el 35% el dinero resultante de restar los ingresos totales menos los gastos fijos. En este sentido, una vez que adquieres una deuda esta debe convertirse en parte de tus gastos fijos. Veamos un ejemplo:

Pablo tiene ingresos totales de 3.000 € al mes. Tiene gastos fijos de 2.000 € mensuales, que corresponden al pago de la hipoteca, la escuela de sus hijos, alimentos, transporte y gastos varios. De los 1.000 € restantes, solo debería destinar a nuevas deudas 350 euros a lo sumo. De manera que si piensa solicitar un préstamo, por ejemplo, debe tener en cuenta que la cuota mensual no debe exceder esta cantidad.

Ahora bien, supongamos que Pablo pide un préstamo, y su cuota es de 300 €. Ahora sus gastos fijos aumentan a 1.300 euros, por lo que solo le va quedando una capacidad de endeudamiento de 245 €. Mientras mantenga sus deudas controladas y pague a tiempo, mantendrá su historial crediticio positivo.

Evita el sobreendeudamiento

Si bien ya hemos mostrado cómo saber cuánta es nuestra capacidad de endeudamiento, esto no siempre significa que podamos ahorcar nuestras finanzas hasta el último euro. Es importante mantener un margen holgado que permita solventar emergencias o pagos inesperados. Una de las formas más comunes de caer en el sobreendeudamiento es con las tarjetas de crédito, ya que, al no tener una cuota fija en la mayoría de los casos, es fácil olvidarnos de pagar un mes. Por eso, ten solo una o dos tarjetas de crédito, aquellas cuyos beneficios más te convengan y evita solicitar más, o tenlas en casa solo para uso de emergencia. Además, planifica tus pagos en una agenda electrónica para que no dejes pasar si un solo mes. De igual forma, evita los préstamos con tasas de interés excesivas.

En resumen, todo se reduce a ser organizados, planificar las finanzas personales e forma honesta y responsable y evitar el exceso de deudas. De esta forma mantendrás tu historial crediticio positivo y será más fácil que te aprueben financiamientos en el futuro.


5 consejos para salir de ASNEF

Estar en el fichero ASNEF no es una noticia alentadora, ya que reduce drásticamente las oportunidades de financiación del cliente. Puedes estar en ASNEF porque tu situación financiera cambió y no p...

Tipos de impuestos en España

Los impuestos son tributos a los que están obligados los ciudadanos de un país sin necesidad de que exista una contraprestación directa al mismo. Es decir, no es necesario que...

Cómo protegerse del Phishing

Las estafas por internet son algo muy común en la actualidad, y así como te pueden robar dinero directamente, también te pueden robar información. Los delincuentes cibernéticos utilizan diversos mé...

¿Qué es la inflación y cómo protegerte de ella?

La inflación es uno de los grandes enemigos tanto de nuestra economía personal como de la economía de cualquier país. Este fenómeno se devora tus ahorros, ya que le quita valor adquisitivo a tu din...

¿Estás en ASNEF? Conoce algunas formas de salir

Cuando se habla de préstamos online, es muy probable que surja la pregunta de cuáles aceptan ASNEF. Pero, exactamente ¿qué es ASNEF? Si estás en ASNEF, ¿cómo puedes salir? ¿Cómo saber si estás en e...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %