Los ETFs (Exchange-Traded Founds), es decir, fondos cotizados, son conjuntos de acciones agrupados que se cotizan en la bolsa de valores tal como se cotizan las acciones. La diferencia es que cuando inviertes en un ETF, no solo estás invirtiendo en una empresa, sino en muchas, a veces miles. De manera que los ETFs son una forma de diversificar las inversiones, invertir en grandes empresas con poco dinero y son una opción a largo plazo. A continuación, veremos por qué es conveniente invertir a largo plazo en ETFs, cuáles son sus ventajas y desventajas y cómo puedes invertir en ETFs.

Características de los ETFs

Un ETF es un vehículo de inversión bastante interesante si tu intención es utilizar el método “buy and hold”, es decir, comprar y mantener los activos de cara al largo plazo. Esto se debe a que estos fondos están compuestos por empresas de alta capitalización, ya sea de una región, país, mercado, sector económico o categoría comercial.

Estos fondos se negocian en mercados secundarios de valores, y son de gestión pasiva, es decir, ningún operador decide qué comprar y qué vender, como ocurre con un fondo de inversión. Los ETFs se limitan a replicar el comportamiento de un cierto índice bursátil o parte de uno, ya sea de renta variable como el IBEX35, el S&P500 o el NASDAQ100, o índices de renta fija. Así, los inversores, tanto minoristas como profesionales, pueden acceder a las acciones de cientos de empresas en un solo producto. Cabe destacar que solo las mejores empresas forman parte de un ETF, y si alguna ya no cumple con los requisitos de capitalización, sus acciones son vendidas y se compran las de la empresa que vaya a tomar su lugar. El resultado es que, a largo plazo, el ETF mantendrá una tendencia alcista.

Lo más resaltante de los ETFS

Podemos resumir las características de los ETFs en los siguientes puntos:

  • Son Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) a través de los cuales se puede invertir en una amplia variedad de acciones con una sola compra. Es decir, se trata de un patrimonio común, orientado a la pluralidad de inversores, llamados participantes, y que está representado por una Sociedad Gestora.
  • Cuenta con una Entidad Depositaria que es la encargada de custodiar los valores o activos adquiridos por el fondo cotizado, así como de velar por los intereses de los participantes.
  • Su objetivo no es que un grupo de profesionales escoja qué activos comprar o vender y cuándo, su objetivo es replicar un índice o parte de él, por lo que la gestión del fondo es pasiva, no activa.
  • Sus participaciones se negocian en las bolas de valores a través de plataformas de negociación electrónica. La compra de ETFs se realiza de manera similar a la compra de acciones al contado, es decir, el inversor tiene la potestad de comprar cuando quiera y vender cuando quiera.
  • Los ETF tienen un comportamiento alcista a largo plazo.
  • Se puede ganar dinero tanto por plusvalía como por dividendos, tal como en las acciones.
  • Son más accesibles que comprar en el índice al cual referencian, por lo que son una opción de inversión excelente para los minoritas.
  • Los ETF diversifican las inversiones y disminuyen el riesgo, ya que invierten en empresas que cumplen ciertos estándares de capitalización.

Historia de los ETFs

El origen de los ETFs se remonta a los años 90 en la Bolsa de Toronto, cuando se comenzaron a comercializar fondos cotizados que buscaban replicar el comportamiento de los índices bursátiles. El objetivo era ofrecer una opción de inversión más accesible para que los inversores pudieran comerciar con canastas de acciones con montos más bajos y sin tener que recurrir a los fondos de inversión comunes.

Poco después, en el año 2000, los ETFs llegan a Europa, comercializados por las bolsas de Londres y Fráncfort. No fue sino hasta 2006 cuando se cotizan los primeros fondos en España, bajo el nuevo Reglamento de Instituciones de Inversión Colectiva, referenciados al IBEX 35. A partir de entonces, los ETF han ganado terreno como vehículo de inversión de cara al largo plazo.

Ventajas de los ETFs

Como hemos visto, los fondos cotizados en bolsa tienen características que vale la pena analizar a la hora de invertir a largo plazo, algo que debes comenzar a hacer incluso si eres un trader de intradía.

Ofrecen liquidez

Las participaciones de los ETFs se negocian en tiempo real, por lo que el inversor puede invertir y desinvertir en cualquier momento dentro del horario de negociación bursátil, al igual que con las acciones. Además, las operaciones se realizan a los precios de compra y venta que se coticen en cada momento, por lo que el inversor tiene el dominio total de su compra.

Los ETF diversifican el portafolio de inversión

Dentro de una buena estrategia de inversión, la diversificación es la clave para reducir el riesgo. Claro está, este factor no se puede eliminar del todo de una inversión, pero es menos probable que pierdas todo tu capital con una inversión diversificada que con la compra de acciones en específico. Además, con una sola compra en un ETF, estarás accediendo a diferentes mercados de todo el mundo, incluso mercados de difícil acceso para un inversor minorista.

Son vehículos de inversión sencillos

Si ya sabes cómo comprar acciones en la bolsa, ya sabes cómo comprar ETFs, ya que su operativa es prácticamente la misma. Busca el ETFs, o su fondo indexado, en la lista de productos que ofrezca tu proveedor de servicios financieros (un bróker online, banco de inversiones, neobróker). Abre tu posición e indica el importe de la operación. Compra y listo, ya eres participante de este fondo. Podrás mantener abierta tu posición el tiempo que desees y luego vender.

Menos gastos administrativos

Otra ventaja de los ETFs es que los costos por comisiones o gastos administrativos son mucho más bajos que en los fondos de gestión activa. Esto se debe a que no hace falta un grupo de inversores que gestionen las operaciones que se realizan, estas solo serán n reflejo del índice de referencia.

Riesgos de los ETFs

Todo producto de inversión tiene riesgos, y los fondos cotizados en bolsa no son la excepción. El principal es el riesgo de mercado y está asociado con la evolución de los precios en el mercado. Es decir, no puedes subestimar el hecho de que puedas tener pérdidas. El consejo es que no te apresures a vender si el fondo está a la baja, recuerda que estos movimientos ocurren cuando hay un cambio de empresas en el índice de referencia, por lo que solo es cuestión de tiempo para que regrese la tendencia alcista.

Luego puede haber riesgos de liquidez en mayor o menor grado, aunque cuando inviertes con un bróker regulado, tus fondos siempre están cubiertos. Los riesgos por tipo de cambio afectan a aquellas inversiones que hacemos en una divisa diferente a la moneda local. Y, por último, el riesgo fiscal, es decir, la disminución que puedan experimentar nuestros rendimientos como consecuencia del pago de impuestos.

Diferencias entre fondos de inversión y ETF

A diferencia de los fondos de inversión, cuyo valor de liquidación es establece al cierre de la sesión, es decir, cuando el plazo del fondo ha terminado, los ETF permiten al inversor comprar y vender en cualquier momento. Otra diferencia entre los fondos de inversión comunes y los ETF es que lo primeros son de gestión activa, es decir, profesionales en materia de inversión deciden qué activos comprar y vender para obtener la mayor rentabilidad en la cartera. Pero el ETF solo replica el índice al que hace referencia, nadie lo gestiona, por lo que se les denomina “de gestión pasiva”. Pero ¿cuál tipo de gestión es mejor? Veamos un ejemplo.

¿Qué es más rentable, un ETF o un fondo de inversión?

En 2008 uno de los inversores más famosos de la historia, Warren Buffett, hizo una apuesta para comprobar su punto: que los fondos de gestión pasiva eran mucho más rentables que los de gestión activa. La apuesta fue de 1 millón de dólares, y Buffett los colocó en un fondo que replicaba el S&P500, un índice en el que este magnate ha colocado casi toda su fortuna. El horizonte de inversión fue de 10 años y su inversión iba a competir frente a los fondos de gestión activa más rentables del momento.

Warren Buffett lanzó este reto y el único en aceptar Ted Seides, fundador de la firma Protégé Partners. Mientras el Oráculo de Omaha apostó por el fondo Vanguard S&P500, un fondo indexado que cumple básicamente la misma función que un ETF que replique a este índice, Seides seleccionó 5 de los mejores hedge funds. ¿Cuál fue el resultado de esta gigantesca apuesta? Como te lo imaginas, la inversión de Warren Buffet en un fondo indexado arrasó con creces la rentabilidad acumulada de los cinco fondos de gestión activa de Ted Seides, los cuales obtuvieron solo un 25% de rentabilidad acumulada, sumando un total de 1,25 millones de dólares, frente a un aplastante 122% que obtuvo el Vanguard S&P500, devolviendo 2,22 millones de dólares a su inversor.

Conclusión

¿Ahora qué opináis sobre invertir en ETF a largo plazo? Sin duda alguna, los ETFs son excelentes alternativas de inversión altamente recomendables para obtener rentabilidad a través de los años. Lo mejor es que no tienes que revisar tu inversión ni monitorear rendimientos, el mercado hará lo suyo y siempre escogerá las mejores empresas. Incluso cuando la economía esté en un mal momento, el ETF retomará la tendencia alcista.


¿Pagar tu préstamo anticipadamente? Sí o No

¿Es conveniente pagar un préstamo anticipadamente? ¿Cuándo es el mejor momento para hacerlo? ¿El banco cobra alguna comisión por ello? Si te has hecho esta...

10 hábitos que dañan tu presupuesto familiar

Tener un presupuesto familiar y personal es una de las bases para organizar nuestras finanzas. Sin embargo, hacerlo no es garantía de tener unas finanzas sanas, aunque es el primer paso para...

¿Cómo escoger un plan de ahorros?

Ahorrar dinero suele ser una tarea complicada. Se necesita de mucha disciplina, planificación y motivación para alcanzar nuestras metas monetarias durante cualquier plazo establecido. No obstante,...

Cuenta de ahorros para niños: ¿Desde qué edad deben empezar a ahorrar?

La educación financiera es de suma importancia para los niños y adolescentes, y no siempre la reciben en la escuela. Es por ello que, como padres, tenemos la responsabilidad de brindarles esta form...

Renta 2022: Es mejor hacer una declaración individual o en pareja

La declaración anual de la Renta (IRPF) es una de las principales responsabilidades tributarias de los españoles que reciben ingresos dentro o fuera del país. La cantidad a pagar dependerá de los i...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %