Los impuestos son tributos a los que están obligados los ciudadanos de un país sin necesidad de que exista una contraprestación directa al mismo. Es decir, no es necesario que el Estado entregue algo directamente al ciudadano a cambio del pago de un determinado impuesto, sino que se cobra simplemente por el derecho que tiene esta persona de realizar tal o cual actividad dentro del territorio nacional. Esto representa un beneficio indirecto por el que el ciudadano debe pagar una determinada cantidad o porcentaje de ingresos, que es establecida con anterioridad por las autoridades gubernamentales.

En este sentido, es evidente que no todos los ciudadanos españoles tenemos las mismas cargas tributarias, ya que estas vienen dadas en función de las actividades que cada persona realiza. Estos impuestos se recaudan por el Estado y se emplean luego en el gasto público, de allí que es importante que nos mantengamos al día con esta responsabilidad. En este post analizaremos cuáles son los tipos de impuestos en España y sus principales características.

Impuestos en España

El sistema impositivo español es uno de los más extensos de la UE, siendo nuestro país el cuarto en la lista de los que cobran los impuestos más altos, por debajo de Bélgica, Dinamarca y Suecia. Aunque no siempre fue así, de hecho, España era uno de los países europeos con impuestos más bajos. Pero después del 2010, la carga impositiva de los españoles comenzó a incrementarse, hasta llegar a pasar muy por encima de países como Alemania y Francia, que anteriormente tenían las estructuras tributarias más elevadas.

En el país se aplican los principios universales en materia de impuestos, es decir, todas las personas, tanto físicas como jurídicas, están obligadas por ley al pago de impuestos y el pago de cada ciudadano depende de su capacidad económica. Mientras más riqueza posea una persona o empresa, mayor carga fiscal se le exige, sin que esta cantidad llegue a superar en ningún caso el valor de la renta o patrimonio gravado. Ahora bien, en España tenemos dos tipos de impuestos, los directos y los indirectos.

Impuestos directos

Son aquellos que gravan directamente las rentas o patrimonio del individuo o sociedad. Las principales cargas fiscales en esta clasificación son:

Impuesto Sobre la Renta a las Personas Físicas (IRPF)

Como su nombre lo indica, este impuesto grava directamente la renta obtenida durante el año fiscal de residentes y no residentes en España. En el caso de los residentes, es decir, aquellas personas que permanecen por más de 183 días por año en el territorio nacional, es un impuesto progresivo. En este caso, el porcentaje a cobrar sube en la medida que la renta es más alta.

En España el IRPF es bastante variable, ya que depende tanto de la renta del individuo como de la Comunidad Autónoma en que se cobra. Los rangos pueden ir desde el 19% hasta un 52%, porcentaje que está muy por encima del promedio de la UE, que es del 43%. Claro está, siempre es posible hacer deducciones que se encuentren dentro de los límites de la Ley. En el caso de los no residentes, el tipo impositivo es del 19% para los ciudadanos de Islandia, Noruega y cualquier otro país perteneciente a la UE. En el caso de los ciudadanos no residentes del resto de países del mundo, el porcentaje del IRPF es del 24%.

Impuesto sobre las Ganancias del Capital

Es otro de los impuestos aplicables a las personas físicas y es un porcentaje que se debe pagar por los beneficios obtenidos por la venta de una propiedad. Este tributo se aplica sobre la diferencia positiva entre el valor de adquisición y el precio de venta del inmueble. Para los residentes españoles este impuesto es de entre 19% y 23%, mientras que para los no residentes es del 24%.

Impuesto a las Sociedades (IS)

El IS es un tributo que deben pagar todas las empresas sobre los beneficios económicos generados de su actividad. Es como el IRPF pero para empresas y personas jurídicas que se encuentren en territorio español. Se trata de un impuesto estatal, por lo que es igual para todas las empresas, sin importar su tamaño ni cuántos beneficios generen, indistintamente de la Comunidad Autónoma en la que se encuentren (excepto en Navarra y el País Vasco). El Impuesto de Sociedades es no progresivo y tiene distintos porcentajes dependiendo del tipo de sociedad a la que se aplica:

  • Tipo general: 25% (incluye las microempresas y entidades de reducida dimensión).
  • Cooperativas protegidas fiscalmente: 20%.
  • Tipo para entidades de nueva creación: 15%.
  • Entidades sin fines de lucro bajo la Ley 49/2002: 10%.
  • Sociedades y Fondos de Inversión y Fondos de Activos Bancarios: 1%.

Impuesto sobre el Patrimonio

Es un impuesto progresivo y se paga una vez al año y tiene una tasa de entre 0,2% y 2,5%. Se aplica sobre el valor del activo o propiedad que supera los 700.000€. Este impuesto se aplica tanto a residentes como a no residentes. La diferencia es que en el caso de los residentes fiscales en España, este impuesto se aplica tanto a las propiedades que posean en territorio nacional como en el extranjero. En cambio, para los no residentes, el Impuesto sobre el Patrimonio solo aplica a las propiedades que posean en España.

Impuesto Sobre la Renta de no Residentes

El IRN grava las rentas de las personas que no residen en España pero que generan ingresos en el país. Se considera no residente a la persona que vive menos de 183 días al año en territorio nacional.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Cuando una persona recibe una sucesión, ya sea por herencia o donación, o cualquier otro tipo de colaboración que implique la cesión de un bien, debe pagar el ISD. Este porcentaje varía en cada Comunidad Autónoma.

Impuesto sobre Bienes Inmuebles

El IBI es un impuesto directo que grava la posesión o titularidad de los bienes inmuebles de personas físicas y jurídicas. El gravamen también abarca el derecho del propietario al uso y disfrute del mismo (usufructo). Es un impuesto municipal, ya que el cobro está a cargo de cada ayuntamiento.

Impuesto de Actividades Económicas

El IAE es un tributo que deben pagar tanto personas físicas como jurídicas que realizan cualquier actividad económica dentro del territorio nacional. Estas actividades pueden ser empresariales, artísticas o profesionales. Es un impuesto directo a cargo de los ayuntamientos, por lo que entra en la categoría de impuesto municipal.

Impuestos indirectos

Son aquellos tributos que se aplican sobre operaciones de producción y transacciones económicas, gravando servicios o bienes de consumo. Los principales tributos en esta categoría son:

Impuesto al Valor Añadido (IVA)

Es uno de los impuestos más conocidos por los ciudadanos, ya que grava directamente muchos de los bienes y servicios de consumo que adquirimos. En nuestro país, el IVA general es del 21%, siendo el promedio de la Zona Euro del 20%. También se encuentra el IVA reducido, que aplica a algunos productos entre los que se encuentran algunos alimentos, productos sanitarios, transporte, hostelería y construcción. Y el tipo superreducido del 4% que se aplica a productos de primera necesidad.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD)

Este tributo grava tres tipos de operaciones que no son compatibles con el IVA:

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales onerosas, por ejemplo, la venta de un auto, una propiedad, el alquiler de un piso.
  • Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, por ejemplo, actas, testimonios notariales, escrituras, testamentos.
  • Impuesto sobre Operaciones societarias, que grava todos los procesos y operaciones de una sociedad.

Impuestos Especiales

Son impuestos que se aplican a determinados productos y servicios considerados como lujo o como no esenciales. Entre los productos más notables sobre los que se aplica impuestos especiales están el tabaco, la mayoría de las bebidas alcohólicas, las joyas, entre otros.

Impuesto sobre las Primas de Seguros

Este fue uno de los impuestos que sufrió un incremento para los Presupuestos Generales del Estado para el 2021, el cual subió de 6% a 8%. Este tributo se aplica a las aseguradoras que, a su vez, repercuten dicho impuesto en los tomadores de seguros, que son los que pagan el gravamen al final. Cabe destacar que no todos los seguros están gravados con el IPS.

Renta de Aduanas

Este impuesto grava la importación y exportación de mercancía y está a cargo de las municipalidades provinciales a través de las cuales se lleva a cabo el comercio exterior. Corresponde al 2% de todas las rentas recaudadas por las Aduanas aéreas, marítimas, terrestres, fluviales y lacustres ubicadas en cada jurisdicción.

Impuestos locales

Por su parte, cada Comunidad Autónoma está en la autoridad de cobrar diversos impuestos municipales, como impuestos sobre vehículos, sobre bienes inmuebles, entre otros. Este sistema de recaudación está sujeto por la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas).

En resumen, el sistema tributario en España es bastante complejo y específico, y aunque hemos analizado los principales tipos de impuestos que se aplican tanto a personas físicas como jurídicas, sin duda existen más tributos que aplican en determinadas situaciones. Es por ello que te animamos a estar siempre informado en cuanto a tu responsabilidad como ciudadano en cada etapa de tus actividades laborales y personales. De esta forma te mantienes siempre al día y tendrás muchas puertas abiertas.


Cómo protegerse del Phishing

Las estafas por internet son algo muy común en la actualidad, y así como te pueden robar dinero directamente, también te pueden robar información. Los delincuentes cibernéticos utilizan diversos mé...

¿Qué es la inflación y cómo protegerte de ella?

La inflación es uno de los grandes enemigos tanto de nuestra economía personal como de la economía de cualquier país. Este fenómeno se devora tus ahorros, ya que le quita valor adquisitivo a tu din...

¿Estás en ASNEF? Conoce algunas formas de salir

Cuando se habla de préstamos online, es muy probable que surja la pregunta de cuáles aceptan ASNEF. Pero, exactamente ¿qué es ASNEF? Si estás en ASNEF, ¿cómo puedes salir? ¿Cómo saber si estás en e...

Me hicieron una donación ¿Tengo que declararla?

En España existe un sistema tributario amplio que divide los impuestos en dos tipos, directos e indirectos. Entre los impuestos directos, que son aquellos que gravan las rentas y el patrimonio de p...

Diferencias entre un Préstamo y un crédito: Descúbrelas aquí

Los productos de financiamiento son importantes para la economía de particulares y empresas, ya que permiten realizar proyectos con dinero prestado que luego se devuelve en varios pagos. En este se...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %