Cuando quieras disponer de cierta cantidad de dinero en casos de emergencia para tu emprendimiento, una póliza de crédito podría ser tu mejor opción. Sin embargo, poco se conoce sobre este producto financiero que generalmente suele confundirse con un préstamo, cuando en realidad son productos muy diferentes. ¿Quieres conocer de qué se trata? Entonces, quédate a leer nuestra guía. Aquí te diremos todo lo que necesitas saber sobre las pólizas de crédito y su utilidad para pymes y autónomos.

¿Qué es realmente una póliza de crédito?

Es un recurso financiero que consiste en que una entidad bancaria conceda una línea de crédito, al cual puedes recurrir, siempre y cuando, lo necesites realmente.

La palabra necesidad es clave a la hora de hacer utilidad de este producto. Su uso innecesario puede acarrear consecuencias financieras que pueden afectar económicamente a una empresa en crecimiento. Una póliza de crédito puede interpretarse como un financiamiento que el banco te concede como cliente; del cual podrás disponer en el momento que necesites y por la cantidad que requieras.

Las pólizas se formalizan por medio de un contrato en el que la entidad financiera pacta con el cliente una determinada suma de dinero en un tiempo o plazo fijo o indefinido. Este contrato se estructura en base a las condiciones, intereses y plazos del pago.

Aprende a diferenciar entre un préstamo y una póliza de crédito

Es muy probable que piense que son lo mismo, pero no lo son. A pesar de que, una póliza de crédito se interpreta como un préstamo de dinero que te concede el banco, hay ciertas diferencias entre estos dos instrumentos o productos financieros:

  • La póliza de crédito te abre una línea de financiación entre el banco y tú como cliente. Por lo tanto, el dinero prestado se deposita en una cuenta especial, parecida a una cuenta corriente, de la cual puedes hacer uso en ocasiones puntuales, preferiblemente.
  • Cuando contratas una póliza no recibes inmediatamente el dinero concedido; sino que se abre una especie de canal para que dispongas de él en el momento que desees.
  • A diferencia de la póliza de crédito, cuando se te es concedido un préstamo, recibes el total del capital directo en tu cuenta.
  • En un préstamo, así hagas o no uso de todo el dinero concedido, debes cumplir con la normativa de la devolución de todo el dinero sumado a los intereses.
  • En la póliza solo pagas intereses por el dinero que utilizas y no por la totalidad del crédito que te concede el banco. Contario a los préstamos, en los que debes pagar la totalidad del dinero sumado a intereses, sin importar que la cantidad obtenida del préstamo fuese empleada o no en su totalidad.
  • Las pólizas se contratan con un año de vencimiento tras el cual tú puedes optar por renovarla o no, los préstamos no cuentan con esta posibilidad.

¿Qué elementos caracteriza a una póliza de crédito?

Cuando contratas un servicio como este, toma en cuenta los elementos que las caracterizan:

Límite de dinero disponible
Un capital límite o disponible, es aquella cantidad máxima de dinero del que puedes disponer.
Plazo de tiempo vigente
Ten presente que cuentan con un plazo de vigencia generalmente de un año.
Tasas de interés y comisiones
Una póliza es un contrato que aplica comisiones e intereses.

¿Cómo funciona una póliza de crédito?

Seguramente, después de lo que has leído te estarás preguntando cómo funciona una póliza de crédito, pues es muy sencillo. Funciona de manera muy similar a una cuenta corriente, por este mismo motivo, se utiliza como una. Aunque su uso suele ser a corto plazo, la puedes ir renovando consecutivamente dependiendo de la entidad financiera que contrates. Puesto que, esta no está obligada a hacerlo; pero si está obligada a avisar previamente con tres meses de antelación que no tiene intención de renovar tu póliza o de disminuir la cantidad del crédito disponible.

Otro punto importante, es el tema de los intereses y costes de una póliza bancaria, los intereses suelen pagarse trimestralmente. Aunque esto puede cambiar dependiendo de las condiciones pactadas en el contrato. Y, con respecto a los costes, siempre deberás tener presente que estos suelen ser elevados, por ello debes evaluar con mucho detenimiento qué tan necesario resulta este tipo de producto para tu empresa.

Conoce los costes e intereses en una póliza de crédito

Ahora viene otro punto importante para la mayoría de los empresarios, que como tú están buscando la mejor alternativa financiera para su empresa: ¿cómo se paga una póliza de crédito? Este es un aspecto crucial a la hora de tomar como salida financiera el beneficio que otorga este recurso bancario. Porque al momento de pagar una póliza de crédito los intereses se reflejan en forma de comisiones, sin embargo, no todas las entidades las incluyen. Las más frecuentes son:

La comisión de apertura
Es la que se aplica a la hora de la contratación de la póliza de crédito y es el producto de un porcentaje del total del crédito concedido, dicho porcentaje generalmente no supera el 2%.
La comisión de revisión anual
Es aquella que se aplica en el caso de la renovación de la póliza, y su porcentaje es igualmente del 2% como el de la comisión de apertura.
Las comisiones de disponibilidad
Al ir cancelando los intereses del crédito, se aplica un porcentaje sobre el dinero aun no utilizado conocido como comisión de disponibilidad.
La comisión por saldo excedido
Si por algún motivo llegas a exceder el límite de crédito concedido, la entidad financiera probablemente aplique una comisión sobre este saldo, pues tendrás que hacer el pago de intereses.
La comisión por cancelación
Si desearas cancelar el contrato antes del tiempo estipulado, el banco puede aplicarte una penalización conocida como comisión por cancelación.

Igualmente, existen otros gastos y comisiones en la contratación de este producto, que van a depender de las condiciones acordadas en el contrato. Los gastos y comisiones en las pólizas suelen ser elevados, por ello siempre se va recomendar el uso de las mismas en ocasiones especiales.

La ventaja de una póliza de crédito

Una póliza de crédito cuenta con la ventaja de ser un recurso fácil y práctico de usar. Te permitirte como cliente disponer de cantidades de dinero variables que se ajusten a tus necesidades financieras. A diferencia de un préstamo en el que es concedida una cantidad fija de dinero que puede no ajustarse a tus necesidades como empresario, ya que la cantidad fijada en el préstamo podría no cubrir lo que necesitas o excederse provocándote un sobreendeudamiento. Al mismo tiempo, las pólizas dan la opción de ser renovadas en un determinado lapso de tiempo, en cambio un préstamo no cuenta con esa posibilidad.

Entonces… ¿cuándo es realmente necesaria una póliza de crédito?

Aunque se trate de uno de los productos financieros más populares, las pólizas de crédito no son útiles para todos los casos. Su uso es recomendable solo para casos especiales de tesorería, como, por ejemplo, en el caso de que tu empresa requiera de cierto capital, que por alguna razón no dispone en ese momento. Puedes hacer uso de la póliza de crédito, siempre y cuando estés totalmente seguro de que puedes cubrir los intereses y costes que implica la póliza.

Siempre tren presente que

Al momento de contratar una póliza de crédito debes recordar que su uso se concede en necesidades extra-especiales. A continuación, recopilamos varios consejos que te servirán para hacer buen uso del producto:

  • Asegúrate de que la póliza de crédito que deseas contratar cubre y se adapta a tus necesidades y posibilidades.
  • La póliza que contrates debe contar con un capital del cual te encuentres seguro de que vas a disponer, ya que, si no es así, puede ser muy costosa.
  • Siempre realiza un estudio previo a la contratación de una póliza de crédito, analiza bien tus necesidades, para que logres determinar cuál producto se adapta mejor a tus finanzas y a las necesidades de tu empresa.
  • Toma en cuenta el objetivo del dinero. Muchas veces, dependiendo del gasto que realices las alternativas en cuanto a recursos financieros pueden variar, por ejemplo, al comprar maquinaria para tu empresa la mejor opción ya no sería una póliza de crédito, sino un préstamo, ya que, en este caso, sabes con certeza la cantidad de dinero que necesitas para la compra de activos fijos.

Las pólizas de crédito suelen ser recursos muy útiles para pymes y autónomos en la resolución de problemas de liquidez puntuales que no pueden esperar. Una vez contratada la póliza de crédito, puedes disponer del dinero que necesites de forma inmediata sin más trámites.


¿Cómo financiar un coche? Banco, concesionario o préstamo online

Al momento de adquirir un vehículo realizamos uno de los pasos más significativos en nuestras vidas. Ante este gran paso, resulta muy común preguntarse cuál es la mejor...

9 ideas de ingresos pasivos en el 2021

Si estás buscando una manera fácil de generar ingresos extras sin descuidar también tu entrada principal de dinero o empleo fijo, llegaste al lugar indicado. Hoy día exi...

¿Por qué me deniegan un préstamo?

El mercado financiero actualmente tiene muchas ofertas de préstamos fáciles, los cuales son perfectos para afrontar un problema de liquidez. Sin embargo, si luego de tramitar tu solicitud recibes l...

Descubre 7 consejos para ahorrar dinero al pedir tu próximo préstamo personal

¿Tienes planeado solicitar un préstamo personal?, Entérate que existen varios factores que debes considerar si quieres ahorrar dinero al pedir un crédito. Existen muchas...

Cuídate de los préstamos estafas

La escasa de educación financiera y urgencia económica, pueden hacerte caer en una oferta poco favorecedora, o como muchos llaman en los temidos préstamos estafas. Si necesitas solicitar un préstam...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★
90 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 500 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

CashEddy

★ ★ ★ ★
90 %
CashEddy
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
90 dias – 120 dias
T.A.E.:
1009.48 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %