En la actualidad los préstamos personales están al alcance de cualquier persona. Existen cientos de ofertas tentadoras donde puedes conseguir dinero urgente en pocos minutos. Indiscutiblemente, estos productos son cada vez más flexibles y accesibles. El hecho de que ya no necesites ir personalmente a una oficina a hacer una solicitud, y que no necesites hacer papeleos, ni tener nómina, hace que cualquier persona pueda ser candidato para obtener un financiamiento.

Esto en realidad es muy bueno, ya que pueden ser una excelente alternativa para que salgas de un aprieto económico, o para que financies ese proyecto que tienes tiempo planificando. Pero, no todo es color de rosas, el uso irresponsable de estos productos puede hacerte caer en el sobreendeudamiento. ¿Quieres aprender cómo evitarlo? Te daremos 7 consejos que evitarán que esta situación se convierta en un problema permanente.

¿Qué es el sobreendeudamiento?

En cualquier momento de la vida es posible experimentar un apuro económico a fin de mes. Pero esto no significa estar sobreendeudado. Se puede pasar por un desequilibrio financiero y afrontar las deudas y los gastos diarios, sin considerarse sobreendeudamiento.

Cuando los ingresos y patrimonio de una persona no le permiten cumplir a tiempo con sus obligaciones de pago. Además, si esta situación empieza a presentarse de forma frecuente y empeora con el transcurrir de los días se puede decir que está sobreendeudado.

Cabe destacar que, un individuo para afrontar su situación económica comienza a endeudarse como una solución temporal. Pero, realmente agrava aún más sus problemas financieros, porque ponen en riesgo sus bienes personales, empresariales y familiares, lo cual compromete su futuro y por supuesto su tranquilidad. Muchas veces estar sobreendeudado es producto de circunstancias inesperadas; como cambios en la vida familiar por una separación, fallecimiento, accidente, enfermedades, pérdidas del trabajo o gastos exagerados. No obstante, en algunas ocasiones puede ser evitado.

¿Cómo se calcula el sobreendeudamiento?

Es conveniente que aprendas como se calcula el índice de endeudamiento para que evites problemas financieros. Este indicador económico te ayudará a conocer tu capacidad de pago a la hora de solicitar préstamos personales.

Conocer este índice te ayudará a administrar con más eficiencia tu presupuesto y proteger tu patrimonio. A continuación, diremos cómo hacer el cálculo e interpretar el resultado que obtengas.

Identifica tus ingresos
Comienza sumando tu salario mensual neto y tus beneficios. Debes adicionar a esta suma cualquier otra fuente de ingresos como trabajos extra, alquileres, becas, subsidios, entre otras.
Calcula tus gastos
Tienes que sumar todos los gastos fijos que tengas en el mes como alquileres, servicios públicos, traslados, comida, vestuario, entretenimiento, etc. De igual forma, no olvides incluir los pagos de préstamos que tengas activos.
Capacidad de pago
Debes dividir el total de tus gastos entre la suma de todos tus ingresos para que tengas el porcentaje de tu capacidad de pago.

Para que entiendas mejor el cálculo te presentamos enseguida una tabla con un ejemplo de los cálculos que debes efectuar.

Ingresos Mensuales 6000 €
Gastos Mensuales
Alquiler 500 €
Préstamo de vehículo 300 €
Servicios públicos 220 €
Movilización 200 €
Comida 200 €
Otros egresos 380 €
Total de gastos al mes 1800 €
Relación gastos – ingresos 1800 / 6000 = 0,30
Índice de endeudamiento 30%

Ahora bien, a la hora de solicitar un crédito no tendrás inconvenientes para cumplir con el reembolso. Debido a que, el porcentaje máximo de tu relación de ingresos y gastos no supera el 30%. Este es el porcentaje recomendado para asumir el pago de un financiamiento. Cabe destacar que, sin importar que tu índice de endeudamiento sea el más pertinente. Antes de contratar un financiamiento te hagas varias preguntas. ¿El préstamo es necesario?, ¿dispongo de ahorros y otros respaldos si tuviese dificultades para pagar el crédito?, ¿la financiación mejorará mi situación financiera?

No debes permitir que las ventajas que te otorgan los créditos al final se conviertan en una trampa. Se han presentado casos donde personas que están solventes económicamente terminan ahogados en cuentas y contratando préstamos para el consumo impulsivo.

Consecuencias de estar sobreendeudado

Si eres negligente con tus finanzas y comienzas a endeudarte sin control. Esta conducta económica te llevará a enfrentar una serie de consecuencias graves, las cuales pondrán en riesgo tu patrimonio, salud y tranquilidad. Además, no solo te afectarán a ti, el bienestar y la estabilidad de tu familia se verán impactados. Presta atención a lo que podría sucederte si comienzas a abusar de los créditos.

Disminución del ahorro
Dejarse arrastrar por las ofertas de préstamos fáciles te conducirá a endeudarte para adquirir cosas que no necesitas. Entonces comenzarás a invertir todo tu dinero en pagar lo que debes dejando el ahorro en el olvido; lo cual es muy riesgoso, ya que si se presenta una situación inesperada no tendrás liquidez para afrontarla.
Limitaciones económicas
Tus gastos en el pago de intereses al endeudarte sobrepasarán tus ingresos. Allí comenzarán tus problemas económicos al no poder continuar con el estilo de vida al cual estabas acostumbrado, ni cumplir tus metas. De hecho, será difícil afrontar compromisos como matrículas educativas, reparaciones en tu vivienda, pago de facturas de servicios, etc.
Pagos de penalizaciones e intereses moratorios
La falta de recursos económicos ocasionará que te retrases en la cancelación de las cuotas de créditos que tengas activos. Esta situación es delicada, ya que aumentarán tus gastos al tener que pagar cuotas penalizadoras e intereses demora.
Bienestar emocional afectado
Estar sobreendeudado aflora emociones negativas como la depresión, ira, ansiedad, frustración, desmotivación y el enojo. Atrás quedarán los días donde te sentías feliz, realizado, con autonomía y autocontrol de tu vida. Esa satisfacción desaparecerá debido a la falta de recursos financieros que te hará sentir como si estuvieras con las manos atadas.
Salud comprometida
Los desequilibrios financieros elevarán tus niveles de estrés. En consecuencia, con el pasar de los días tu salud se resentirá, porque, experimentarás dolores de cabeza, cansancio, presión alta, dificultad respiratoria, insomnio, palpitaciones, problemas estomacales, sistema inmune comprometido, entre otras.
Mal historial crediticio
Si te es imposible pagar tus compromisos económicos a tiempo tu reputación crediticia se deteriorará. De hecho, tus acreedores podrían tramitar tu registro en cualquiera de los ficheros de morosos de España. Incluso, salir de bases de datos como la de ASNEF es complejo. Si no pagas la deuda pendiente tendrías que esperar hasta 6 años para que te saquen del fichero.
Pérdida del patrimonio por acciones judiciales
Los prestamistas cuando no pagas tus financiamientos están facultados para iniciar acciones legales en tu contra para cobrar su dinero. Así que, pusiste en garantía tu casa o vehículo estás en riesgo de perderlos. Inclusive, muchas personas se han visto en la necesidad de vender sus bienes a un precio mucho más bajo para reembolsar créditos.
Discusiones familiares
Las relaciones familiares se deterioran por las constantes discusiones derivadas de las dificultades económicas. De hecho, aumentan los problemas de comunicación, las parejas comienza a alejarse y el resultado en la mayoría de los casos es la separación.

7 consejos que te ayudarán a evitarlo

Actúa con responsabilidad para que no seas proclive al endeudamiento. Para ayudarte en tu educación financiera te presentamos 7 consejos para que no te sobreendeudes y tomes decisiones correctas respecto a tu economía.

Registra tus obligaciones financieras
Comienza haciendo un listado de todos tus compromisos financieros; como préstamos hipotecarios, créditos personales, tarjetas de crédito, entre otros. Colocando los intereses, plazos de reembolso, fecha de vencimiento y cuotas por pagar.
Planifica un presupuesto
Es tiempo de apretarse el cinturón y esto se logra planificando un presupuesto. Por tanto, tienes que comprar solo que realmente necesitas, para evitar gastos innecesarios y ahorrar más dinero. También, procura por todos los medios de cumplir ese presupuesto, para que no caigas en la tentación del consumo exagerado.
Evita préstamos online
Nunca contrates más créditos para salir de tu situación económica, ya que las cosas pueden empeorar. Si es realmente necesario solicitar un préstamo asegúrate de leer bien las condiciones del financiamiento.
Acostúmbrate a pagar en efectivo
Guarda por un buen tiempo tus tarjetas de crédito. Esto significa que debes acostumbrarte a efectuar todas tus compras en efectivo, lo cual te ayudará a ajustarte solamente a lo que tienes en tu bolsillo.
Conversa con tus acreedores
Programa reuniones con todos tus prestamistas para establecer lapsos para pagar las cuotas que tengas acumuladas. Además, si tienes una hipoteca procura renegociar plazos de reembolso que realmente puedas cumplir.
Reunifica tus compromisos con terceros
Una estrategia que reduciría tus problemas económicos sería reunificar todos tus compromisos en una sola deuda. En este caso tienes que llegar a un acuerdo con las entidades prestamistas para que consigas condiciones favorables de pago. Conviene mencionar que, no te dejes llevar por la idea de adquirir otros préstamos para la reunificación.
Jamás funjas como aval de otra persona
Tu equilibrio económico estaría en riesgo si te conviertes en aval o fiador de algún familiar o amigo. Esto es un compromiso serio y si no conoces las implicaciones, podrías manchar tu historial de crédito. En caso de no poder pagar una deuda que en realidad no es tuya.


7 consejos para que aprendas a gestionar tus finanzas personales

Mantener un balance positivo de nuestras finanzas a fin de mes, resulta más complicado para algunas personas que para otras. El problema esta en la educación financiera que poseas. Una persona que...

¿Cómo saber si estoy en ASNEF y cómo salir de la lista ASNEF?

ASNEF es la lista negra donde nadie le gustaría entrar. Si estás inscrito en ella implica que al pedir cualquier financiamiento la solicitud será denegada o en los casos de qué te aprueben algún pr...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★
90 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 500 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

CashEddy

★ ★ ★ ★
90 %
CashEddy
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
90 dias – 120 dias
T.A.E.:
1009.48 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %