Los productos de financiamiento son importantes para la economía de particulares y empresas, ya que permiten realizar proyectos con dinero prestado que luego se devuelve en varios pagos. En este sentido, nos solemos referir a los distintos productos con dos términos, préstamo y crédito.

Ahora bien, ¿cuáles son las diferencias entre un préstamo y un crédito? Aunque en ambas situaciones la entidad prestataria cede un determinado importe cobrando una tasa de interés, ambas modalidades tienen diferencias que es importante que conozcas para determinar qué tipo de financiamiento se ajusta más a tus necesidades. Ambas tienen características y objetivos distintos y dependiendo de tu proyecto, puede funcionarte una opción más que la otra. Descubre estas diferencias aquí.

¿Qué es un préstamo?

Comencemos definiendo ambos conceptos para establecer la base de esta comparativa. Cuando hablamos de un "préstamo" nos referimos a una cantidad de dinero específica que la entidad prestataria cede de forma completa al cliente. En este caso, se establece un plazo definido para la devolución del dinero prestado, con una tasa de interés que se sumará al capital total en función de dicho plazo. Este tipo de interés se conoce como Tasa Anual Equivalente (TAE).

En un préstamo el dinero se otorga de una vez al cliente, en un solo pago. El total del importe más los intereses se dividen en cuotas iguales (por lo general mensuales), y se establece un día para abonar dicha cantidad. Los préstamos son ideales para quienes necesitan el total del dinero solicitado para realizar una compra grande o un gasto total. Entonces, en un préstamo:

  • El cliente recibe la totalidad del importe al inicio de la operación.
  • La vida del préstamo (plazo) se conoce con anterioridad y es pactada antes de finalizar el contrato.
  • Las cuotas se pagan de forma regular hasta que finalice el plazo. Las entidades también permiten hacer pagos adelantados con el fin del que el cliente reduzca bien sea el plazo restante o bien el monto de las cuotas que faltan.
  • El contrato se da por terminado una vez que el cliente haya pagado la última cuota.
  • Durante la vida del préstamo el cliente no puede acceder a más financiación sino hasta terminar el contrato presente. Tras esto podrá solicitar un nuevo préstamo si ha demostrado un comportamiento de pago responsable.
  • Los intereses se cargan sobre el total del importe prestado.

¿Qué es un crédito?

La segunda forma que adoptan los productos de financiamiento es el crédito. Se define como una línea de crédito, es decir, la entidad prestataria pone a disposición del cliente un cierto límite de dinero, del cuál podrá disponer cuándo quiera el monto que desee. En este caso, también se aplica una tasa de interés pero solo sobre el monto dispuesto, no sobre el importe total de la línea de crédito. Esto permite que el cliente tenga un mayor control sobre lo que debe. En la medida que dispone de dinero, el tipo de interés se aplicará sobre esta cantidad.

En algunos casos, como por ejemplo en las tarjetas de crédito, el cliente tiene un plazo denominado "sin intereses" antes de la siguiente fecha de facturación. En este plazo el cliente puede pagar el total utilizado del crédito sin que estos sean gravados por los intereses. Si al llegar la fecha de facturación queda saldo por pagar, se aplicarán los intereses sobre dicha cantidad y pasarán al siguiente ciclo de facturación.

Entonces, en un crédito:

  • El cliente obtiene un cupo de dinero, por así decirlo, del cual puede disponer la cantidad que precise, sim pasarse del límite establecido. Puede usar su cupo total o parcialmente, o bien no usar nada durante el tiempo que disponga.
  • Los intereses se aplican solo sobre el saldo utilizado. Si se paga el total consumido antes de la fecha de facturación no se cobrarán intereses.
  • La cantidad de dinero abonado volverá a estar disponible en la línea de crédito. A esto se le conoce como crédito revolvente.
  • El cliente puede hacer pagos totales o parciales de su deuda cada mes. Su historial de crédito se mantendrá positivo siempre que no deje pasar un mes sin pagar.

Diferencias entre préstamo y crédito

Una vez analizadas las características de ambas formas de financiación, veamos en qué se diferencian:

Préstamo Crédito
Se entrega al cliente el monto total financiado en un solo pago. Esta cantidad suele ser de hasta 90.000€. Se pone a disposición del cliente una línea de crédito para que haga uso de la cantidad que desee. La cantidad del límite suele ser más reducida.
Los pagos se realizan de forma mensual en cuotas iguales (sistema de amortización francés). El cliente puede realizar pagos totales o parciales de las cantidades dispuestas de su límite e ir renovando su cupo de crédito.
El tipo de interés se aplica una sola vez al total del importe cedido en calidad de préstamo. Esta cantidad se suma al capital y se divide entre la cantidad de meses establecidos en el contrato. El tipo de interés suele ser un poco más alto y se aplica solo sobre la cantidad utilizada de la línea de crédito. Cabe destacar que si haz pagado la totalidad de tus consumos antes de la fecha de facturación podrás evitar el cobro de intereses sobre dichos gastos. También se aplica interés sobre interés, es decir, si se aplica el tipo de interés sobre la deuda, está cantidad pasará a formar parte de la deuda total vigente.
No se puede disponer de una extensión del préstamo mientras se está pagando. El cliente podrá solicitar un nuevo préstamo en cuando haya pagado el anterior, siempre que haya demostrado buen comportamiento de pago. En la medida en que se pague el dinero utilizado, la línea de crédito se irá renovando y podrás disponer de tu límite nuevamente.
Se suelen utilizar en proyectos de largo plazo para compras que implican un gasto importante. Es más útil para pagos puntuales de mediano y corto plazo, disponiendo solo del capital necesario en cada pago.

Semejanzas entre préstamo y crédito

Ahora bien, al ser productos de financiamiento, tanto el préstamo como el crédito guardan algunas semejanzas entre sí:

Préstamo Crédito
El monto cedido en calidad de préstamo puede variar entre un solicitante y otro de acuerdo a su capacidad de pago y antecedentes crediticios. El límite total de la línea de crédito también se determina a partir de la capacidad crediticia del solicitante.
El impago de alguna de las cuotas sitúa al cliente en una lista de morosidad de acuerdo a los términos y condiciones del contrato. Esto, a su vez, afecta de forma negativa el historial crediticio del cliente. Se suelen aplicar intereses de mora. Aunque el titular de la línea de crédito tiene cierta flexibilidad al momento de escoger cuánto quiere pagar de lo adeudado, si deja de abonar a la cuenta puede afectar su historial crediticio y correr el riesgo de disminución, incluso eliminación, de su línea de crédito.
Aún cuando recibes el monto total del préstamo en un solo pago, puedes administrarlo como gustes. Puedes gastarlo todo o en partes. El detalle está en que, incluso si lo usas parcialmente, los intereses ya se habrán aplicado al monto total. Puedes disponer del total de tu límite de crédito o solo de una parte. La ventaja es que en la medida que lo pagues puedes disponer nuevamente de dicho límite.

Ventajas de los préstamos

  1. Mayores importes de financiamiento.
  2. Tipos de interés menores.
  3. Plazos más largos.
  4. Se conoce desde el principio el valor de cada cuota, la cual será igual en cada mes, a menos que el cliente realice pagos anticipados. En este caso, podrá mantener la misma cuota reduciendo el plazo restante, o bien mantener el mismo plazo y reducir el monto de cada cuota.
  5. Ideal para realizar compras que requieren de grandes cantidades de dinero en una sola compra.

Desventajas de los préstamos

  1. El monto es uno solo, no se permite aumentarlo o renovarlo.
  2. Algunas entidades financieras cobran una comisión por pago adelantado del préstamo o cancelación total del mismo.
  3. El monto de las cuotas mensuales es fijo, no admite flexibilidad a no ser que se realicen pagos adelantados.
  4. El interés se aplica sobre todo el monto, incluso si el cliente no usa todo el dinero.

Ventajas de los créditos

  1. Permiten la renovación del límite de crédito en la medida en que se realizan pagos. Si el cliente demuestra un buen comportamiento crediticio puede acceder incluso a un aumento de su límite de crédito.
  2. El plazo es mucho más flexible y en algunos casos es ilimitado.
  3. Mayor flexibilidad al realizar los pagos. El cliente decide si pagar todo el dinero utilizado o solo una parte.
  4. Ayuda a liquidar pagos concretos en cualquier momento.
  5. Los intereses solo se aplican sobre el monto utilizado.
  6. No se aplican comisiones por pago total de la deuda.
  7. Las tarjetas de crédito, por ejemplo, ofrecen al tarjetahabiente beneficios adicionales, como seguros, descuentos, promociones, acumulación de puntos, etcétera.

Desventajas de los créditos

  1. Los intereses suelen ser más altos que en los préstamos.
  2. Se aplica interés sobre interés.
  3. El límite de crédito suele ser más bajo que un préstamo.


Me hicieron una donación ¿Tengo que declararla?

En España existe un sistema tributario amplio que divide los impuestos en dos tipos, directos e indirectos. Entre los impuestos directos, que son aquellos que gravan las rentas y el patrimonio de p...

Cuándo es útil y cuándo no usar un préstamo personal

Los préstamos personales son instrumentos de financiación que, sabiéndolos usar correctamente, pueden resultar de gran ayudar para alcanzar objetivos importantes. Estos préstamos se caracterizan po...

¿Qué tipos de interés existen y cómo afectan a tu economía?

En diferentes etapas de nuestra vida será inevitable no necesitar una ayuda económica para llevar a cabo algún proyecto. Para esto, contamos con una opción dentro del mercado que ha ayudado a mucho...

¿Por qué comparar préstamos personales?

Solicitar financiación para invertir en un proyecto, hacer un viaje, comprar un auto o cualquier otro fin requiere realizar una investigación sobre cuáles son los mejores pr&ea...

Por qué se devalúa mi dinero y cómo puedo evitarlo

Si te preguntas: ¿por qué se devalúa mi dinero? Pues bien, esto se debe a la inflación, el cual es uno de los fenómenos económicos más desfavorable...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %