Los préstamos personales son instrumentos de financiación que, sabiéndolos usar correctamente, pueden resultar de gran ayudar para alcanzar objetivos importantes. Estos préstamos se caracterizan por ofrecer montos entre los 1.000 y 60.000 euros en plazos que van desde los 12 hasta 96 meses, dependiendo de la entidad emisora.

En cuanto a la TAE promedio de estos préstamos, actualmente se encuentran entre el 3% y el 10% en el caso de las mejores ofertas. Es importante conocer estos datos antes de elegir la mejor opción en tu caso. Para algunos será el que tenga la TAE más baja, para otros el que ofrezca el más dinero ofrezca y para otros el que tenga el plazo más largo. Ahora bien, ¿cuándo es útil usar un préstamo personal y cuándo es una mala decisión financiera?

Diferencia entre préstamo personal y préstamo rápido

Antes de comenzar es importante que conozcas la diferencia entre un préstamo personal bancario y un préstamo online ofrecido por una empresa financiera:

Importe financiado
Los préstamos bancarios suelen ofrecer máximos que van desde los 30.000 hasta los 60.000 euros, mientras que los préstamos rápidos ofrecen montos mucho más bajos.
Plazos
Los préstamos rápidos tienen plazos muy cortos que rara vez superan los seis meses, mientras que los préstamos bancarios pueden tener plazos de hasta 8 años.
Tipo de interés
Los préstamos personales de los bancos tienen tipos de interés que no superan el 20%, mientras que los préstamos emitidos por empresas financieras privadas pueden tener intereses muchísimo más altos.
Requisitos
Los bancos suelen exigir más requisitos y realizan una evaluación crediticia antes de aprobar cualquier financiación. Los préstamos personales son un poco más flexibles e incluso aprueban solicitudes de personas en ficheros de morosidad.

Tomando en cuenta estas características, si debes pedir un préstamo lo más recomendable es solicitarlo en una entidad bancaria, ya que los beneficios son mayores. Y si recibes nómina en una cuenta bancaria, puede que la aprobación de tu solicitud sea aún más rápida, incluso con una tasa de interés preferencial.

¿Cuándo es útil usar un préstamo personal?

Una vez que hemos conocido las principales características de un préstamo personal, comencemos enumerando una serie de usos inteligentes que le puedes dar al dinero financiado por tu banco:

Pagar tus estudios superiores

Una de las mejores inversiones que puedes hacer, tanto en tiempo como en recursos, es aumentar tus conocimientos y aptitudes profesionales y personales. Es por ello que solicitar un préstamo para cursar un máster, posgrado, doctorado u otra especialización que enriquezca tu perfil profesional es una decisión bastante acertada.

En el mundo actual la competencia laboral es cada vez más reñida y los profesionales que no se mantienen al nivel de las exigencias de las empresas quedan fácilmente desplazados. Es por ello que la mejor forma de aspirar a mejores oportunidades laborales y salariales es mejorando tu nivel profesional. Los programas formativos de mayor alcance suelen tener costos más altos, que oscilan entre los 10.000 y 30.000 euros, una suma que puede ser complicada de conseguir a costa de solo ahorros. Y si bien puedes llegar a cubrir la mayoría de estos costos si previamente has tomado buenas decisiones financieras, puede que igual necesites algo de financiación, la cual puedes obtener contratando un préstamo personal.

Iniciar un negocio propio

Otro de los usos útiles que puede tener un préstamo personal es si quieres iniciar un negocio propio. En este caso debes tomar en cuenta que durante los primeros meses de un negocio lo ideal es reinvertir las ganancias, por lo que deberás apartar algo del préstamo para cubrir estas primeras mensualidades sin que se vea afectado tu flujo de caja y el crecimiento de tu negocio.

Toda actividad comercial conlleva gastos fuertes en un principio, y aunque estos proyectos se pueden alcanzar con fondos propios, el obtener financiación te puede ayudar a acelerar el proceso de iniciación. Ten en cuenta que en este punto estamos hablando de invertir en emprendimientos, no de inversiones en bolsa. Este último sería un mal uso de un préstamo, y más adelante veremos por qué.

Mejorar una vivienda para su venta o alquiler

Si eres dueño de un piso o una casa y estás pensando en venderla o alquilarla, un buen uso para la financiación bancaria sería el remodelar dicho espacio para aumentar su valor comercial. Esto incluye reparaciones, ampliaciones, detalles de estética, entre otras reformas. Un préstamo personal puede ayudarte a embellecer la vivienda y mejorar su rendimiento, haciendo que sea mucho más atractiva para los compradores o posibles inquilinos. La inversión en inmuebles es una de las modalidades más usadas por los españoles para generar ingresos pasivos, por lo que solicitar un préstamo en este caso es una inversión que será rentable a largo plazo.

Comprar un vehículo

Un auto es una necesidad en muchos casos, por lo que solicitar un préstamo para comprarlo puede ser un uso útil. Ten en cuenta que estamos hablando de un auto para fines prácticos, es decir, que sea para cubrir una necesidad real y no sea solo una vanidad.

Recuerda que un vehículo es un pasivo, un bien que genera gastos, incluso aquellos que se usan con fines laborales. Es por ello que lo más inteligente es que antepongas la practicidad antes que el lujo. Ahora bien, si tienes el dinero de contado puedes darte pompa si gustas. En este punto, aplican de manera especial aquellos vehículos que puedes usar para trabajar o para expandir tu emprendimiento, ya que este mismo generará el dinero para cubrir las cuotas mensuales.

Reunificar deudas

Es posible que en un momento de emergencia hayas tenido que recurrir a los créditos online para obtener financiación sin papeleos. Pero, como vimos al inicio, este tipo de producto tiene tipos de interés que pueden considerarse incluso usureros, por lo que es importante liquidarlos lo antes posible. Una vez analizadas tus opciones con cabeza fría, puede que te resulte más práctico pedir un préstamo bancario con una TAE menor para pagar por adelantado otras deudas que generan más intereses.

Esto también puede aplicar a las tarjetas de crédito. Si tienes varias tarjetas de crédito y en todas tienes deudas (pero no estás moroso), puedes solicitar un préstamo personal para unificar todas estas deudas, pagarlas y quedarte con una sola deuda que seguramente tendrá una TAE mucho menor que la suma de las demás deudas. Ten en cuenta que si usas este medio para pagar tus tarjetas de crédito sería imprudente seguirlas usando mientras estás pagando tu préstamo. Lo mejor es que las elimines o las dejes de usar mientras se regulariza tu situación crediticia.

¿Cuándo no es útil usar un préstamo personal?

Ahora bien, hay ocasiones en las que endeudarte no es la mejor decisión financiera, ya sea porque puedes perder dinero que no es tuyo, porque el gasto es innecesario o porque son metas para las que es mejor ahorrar que pedir prestado.

Pagar vacaciones

Es cierto que tomarse unas vacaciones es necesario para reiniciar nuestro día a día, abrir un paréntesis y descansar del trabajo, el tráfico y los quehaceres del hogar. Ahora imagina que regresas de disfrutar este maravilloso tiempo de calidad para ti y tu familia y te encuentras con que ahora debes pagarlo. No solo es una mala decisión financiera, sino que tu descanso se verá completamente opacado por el estrés de una nueva responsabilidad de pago. Es por ello que lo más recomendable es que pagues tus vacaciones y experiencias recreativas con dinero propio. Puedes comenzar a ahorrar desde hoy mismo y evitar endeudarte para disfrutar de unas relajantes vacaciones. Al regresar, no tendrás que preocuparte por deudas, y podrás seguir ahorrando para tu próxima aventura.

Pagar por lujos

Vivir de las apariencias es una de las razones por las que muchas personas se endeudan y no logran salir de este estado en sus finanzas. No tiene sentido pedir dinero prestado si tu único objetivo es conseguir el último vehículo del mercado, el último televisor 8K, el vestido más caro de la tienda. Como mencionamos antes, esto no es malo si cuentas con dinero propio para pagarlo. El error está en caer en deudas por gastos que son frívolos y nada prácticos.

Realizar inversiones de alto riesgo

Una de las recomendaciones más frecuentes que hacen los expertos en inversiones es que nunca inviertas en la bolsa dinero que vayas a necesitar. Esto significa que es mucho peor invertir en activos de alto riesgo con dinero prestado. Los mercados financieros son muy cambiantes, e incluso si sabes cómo invertir, no es prudente que te dejes llevar por una emoción para pedir dinero prestado e invertirlo en una o más operaciones. Al invertir en acciones, futuros, índices, criptomonedas u otros activos financieros, corres el riesgo de perder el dinero, por lo que no es muy difícil imaginar la situación financiera en la que esto te pondría. Tendrás un compromiso de pago para el cual posiblemente no estabas preparado porque confiabas en tu inversión. Y si bien tus operaciones pudieran resultar acertadas, lo mejor es que realices inversiones de riesgo cuando el dinero sea de tu propiedad y no lo vayas a necesitar para cubrir tus gastos personales o familiares.


Me hicieron una donación ¿Tengo que declararla?

En España existe un sistema tributario amplio que divide los impuestos en dos tipos, directos e indirectos. Entre los impuestos directos, que son aquellos que gravan las rentas y el patrimonio de p...

Diferencias entre un Préstamo y un crédito: Descúbrelas aquí

Los productos de financiamiento son importantes para la economía de particulares y empresas, ya que permiten realizar proyectos con dinero prestado que luego se devuelve en varios pagos. En este se...

¿Qué tipos de interés existen y cómo afectan a tu economía?

En diferentes etapas de nuestra vida será inevitable no necesitar una ayuda económica para llevar a cabo algún proyecto. Para esto, contamos con una opción dentro del mercado que ha ayudado a mucho...

¿Por qué comparar préstamos personales?

Solicitar financiación para invertir en un proyecto, hacer un viaje, comprar un auto o cualquier otro fin requiere realizar una investigación sobre cuáles son los mejores pr&ea...

Por qué se devalúa mi dinero y cómo puedo evitarlo

Si te preguntas: ¿por qué se devalúa mi dinero? Pues bien, esto se debe a la inflación, el cual es uno de los fenómenos económicos más desfavorable...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %