Los gastos innecesarios suelen ocasionarnos un desequilibrio en nuestras finanzas personales al finalizar cada mes. Llevándonos a recurrir al uso de las tarjetas de crédito o préstamos personales para cubrir pagos obligatorios como alquiler o servicios básicos.

Podría parecer más que obvio que la solución para esto sería recortar gastos y empezar con un plan para manejar tus finanzas. Sin embargo, sabemos que llevar este nuevo régimen a tu vida de manera prolongada puede ser algo tedioso. Aun así, existen ciertos métodos que te ayudarán a ponerte el reto de ahorrar más en lapsos cortos de tiempo. Uno de los más populares actualmente es conocido como "ayuno financiero" que consiste prácticamente en eliminar durante tres semanas el consumo innecesario. Si quieres educarte un poco más al respecto, quédate a leer nuestro post.

Ayuno financiero: ¿Qué es?

Básicamente, es un método que propone ahorrar durante 21 días, absteniéndose de realizar compras durante este lapso, a menos que sean netamente necesarias para sobrevivir. Aunque parece un plan bastante radical y estricto, es capaz de enseñar a las personas a introducir en sus vidas el hábito del ahorro. Ya que, solamente hacen falta tres semanas para cumplir este reto, las personas no tendrán que dedicar un gran espacio de tiempo y por ende, podrá ser un procedimiento más soportable.

La estrategia ha sido elaborada por Michelle Singletary, una asesora financiera y columnista del The Washington Post. En su libro The 21 day financial fast your path to financial peace and freedom presenta cada uno de los detalles que debes conocer sobre éste método y cómo ejecutarlo de manera exitosa. Aunque todavía no hay una versión del ejemplar en español, sospechamos que muy pronto estaremos disfrutando de alguna traducción en el mercado. No obstante, si quieres empezar tu ayuno financiero lo más pronto posible, nosotros nos encargaremos de darte la información y consejos necesarios para que comiences a transformar tu salud financiera hoy mismo.

¿Cómo realizar un ayuno financiero?

No vamos a mentirte, realizar un ayuno financiero requiere de mucha voluntad de tu parte. ¡No lo olvides! Sin embargo, recuerda que cada compromiso siempre tendrá su buena recompensa. Con las siguientes recomendaciones tendrás las nociones esenciales para dar inicio a tu reto de 21 días sin flaquear en el proceso. ¡Toma nota!

Planifica tus finanzas durante 21 días

Comienza programando en tu calendario cuándo comienza tu dieta financiera y cuándo termina, esta será una excelente manera para mantenerte enfocado. No busques eliminar o agregar más días al plan. Tres semanas son más que suficientes para controlar tus gastos impulsivos y vivir simplemente de las cosas básicas. A medida que vayan transcurriendo estos días podrás darte cuenta de cómo afecta positivamente el ahorro en tu vida cotidiana y cuáles solían ser tus malos hábitos financieros. En caso de restarle días, podrían pasar desapercibidos los cambios en tu estabilidad económica o en caso de sumarle, podrías llegar a sentirte estresado por no disfrutar de tus ganancias.

Gasta solamente en lo imprescindible

Recuerda que durante este tiempo nada más podrás gastar dinero en compras de productos estrictamente necesarios, como alimentos y artículos básicos de higiene personal. Así como, en pagos obligatorios como alquiler, servicios y cuotas de préstamos online. Cualquier otro gasto superficial como una prenda que viste en el centro comercial, maquillaje, material deportivo o incluso, una botella de vino, seguramente podrán esperar. Recuerda las sabias palabras de Michelle: Si no es necesario para sobrevivir, entonces no es necesario.

Mantén un diario de gastos

¡Entre más organices tus ingresos y egresos, más aprenderás a controlar tu dinero! Haz anotaciones de todos tus gastos durante los veintiún días del ayuno económico y podrás reconocer cuáles son tus malos hábitos de consumo (comida chatarra, accesorios, alcohol, vestimenta, etc.) y de qué situaciones se derivan. De esta manera, aprenderás a poner tu foco de atención en estas situaciones que desencadenan gastos innecesarios y dificultan tus ahorros.

Paga con efectivo

Cuando debitamos nuestras tarjetas solemos perder, la mayoría de las veces, la noción de nuestro fondo monetario. Esto se debe a que los seres humanos recibimos un mayor impacto al ver cómo nuestro dinero tangible se reduce por cada compra que realizamos. Lo cual, nos hace minimizar gastos para prolongar la duración del dinero. Muy diferente a lo que sucede con el saldo del banco que vemos desde una plataforma, donde solamente apreciamos dígitos y nos da la sensación de poseer un fondo ilimitable.

Incluye a tu familia

Aunque para muchos esta técnica podría parecer algo agresiva y poco usual, cuando integramos a nuestros familiares más cercanos podemos alcanzar nuestras metas de ahorro más fácilmente. ¡Tal como cuando haces una dieta para adelgazar! Mientras no veas a personas de tu círculo cercano realizando compras superficiales en exceso, ni que te incentiven a ti a hacerlo, menos sentirás la tentación de comprarte cosas innecesarias.

Evita las tentaciones

Te invitamos a reflexionar acerca de los posibles factores que desencadenan tus malos hábitos de consumo. ¿Eres adicto a tomar un cappuccino de camino al trabajo? Entonces cambia tu ruta y bebe más agua. ¿Siempre estás buscando artefactos en oferta en línea y terminas gastando dinero sin haberlo planeado? Deja de usar tanto el móvil durante los veintiún días de ayuno. Aunque parezca un régimen difícil, recuerda que solo lo harás por un pequeño lapso de tiempo.

Elimina las tarjetas de crédito durante los 21 días

Dejar de llevar las tarjetas de crédito a la mano te ayudará a sobrevivir con lo estrictamente necesario. Además, evitará que termines en números rojos al fin del mes.

Beneficios del ahorro financiero

Comienzas a ser más consciente de tus malos hábitos de consumo

Si antes solías consumir cada mañana un cappuccino de camino al trabajo, por las tardes recorrer las tiendas en búsqueda de alguna oferta y los fines de semana cenar en un restaurante nuevo, con el ayuno financiero esto acabará. Además, podrás darte cuenta rápidamente cómo tus malos hábitos de consumo te llevaban a gastar más de 200 EUR de manera innecesaria a la semana.

Evitas los números rojos a fin de mes

Cuando reduces tus gastos al punto de solamente satisfacer tus necesidades básicas durante 21 días, eres capaz de ahorrar mucho más dinero del que podrías haber ahorrado antes. Con estos ahorros podrías solventar pequeñas deudas arrastradas de quincenas pasadas o crear un colchón especial para casos de emergencia y así evitar quedar nuevamente endeudado cuando se presente una situación que verdaderamente amerite una inversión grande de dinero.

Cambia tu mentalidad financiera

Aprender que sobrevivir con lo estrictamente necesario no es tan difícil, podrá impulsarte a comenzar a implementar nuevos métodos de ahorro en tu vida o reducir las tentaciones. Verás que chequear ofertas en línea suele ser contraproducente o que los bocadillos de la media tarde están agujereando tu bolsillo silenciosamente.

Reduce el uso de las tarjetas de crédito

Las personas solemos utilizar las tarjetas de crédito en las ocasiones que no tenemos tanto dinero para así poder cubrir alguno que otro gasto superficial. Sin embargo, estos comportamientos suelen dejarnos endeudados por meses por los intereses aplicados a los créditos. No utilizar las tarjetas durante el ayuno financiero te ayudará a replantearte si realmente estás dispuesto a endeudarte o simplemente es un gasto impulsivo.

Desventajas del ayuno financiero

El ayuno financiero no está diseñado como una solución a largo plazo

Tal como menciona Singletary en su libro, tu dinero también debe ser disfrutado de manera moderada. Por este motivo, ella recomienda hacer esta dieta solamente por 21 días. Conforma el lapso perfecto para ayudarte a ahorrar un poco más de lo normal y reconocer cuáles son tus malos hábitos.

Podría generar un efecto contrario

Muchas personas tras evitar comprar cosas superficiales que complacen sus "gustos" durante tantos días, podrían sentir el deseo de gastar todo lo que no pudieron tras terminar el ayuno. Tal como ocurriría en una dieta de carbohidratos. Lo que, en pocas palabras, generaría un efecto totalmente contrario al esperado. Aunque sí está bien regresar a un estilo de vida cercano al que tenías antes del ayuno, recomendamos continuar con el registro de gastos para no recaer en compras excesivas.

No es un método milagroso

Si bien este método es capaz de ayudarte a ahorrar más de lo que lo harías en tu rutina diaria, no hará que deudas grandes por hipoteca, impuestos o problemas financieros seriamente arraigados lleguen a su fin. Este método sirve para reflexionar sobre tus gastos innecesarios y llevarte a realizar compras más inteligentes. Al mismo tiempo podrá ayudarte a guardar cierta cantidad de dinero, pero quizás no lo suficiente para solucionar graves problemas financieros. Para ello, es necesario un plan de ahorro a largo plazo con mayor asesoramiento.

Realizar un ayuno financiero podría parecer una idea algo descabellada o extremista, sin embargo, podrás sacar muchos buenos resultados de esta experiencia. Te recomendamos planear con mucha precisión este plan de ahorro antes de comenzarlo para alcanzar las metas financieras que desees alcanzar. Recuerda que no supone una estrategia milagrosa que te sacará de una mala racha, pero sí podrá brindarte las bases necesarias para hacerte cargo de tus finanzas más sabiamente.


10 situaciones en las que es útil pedir un préstamo online

Los préstamos online son una forma de financiamiento bastante utilizada actualmente, ya que brindan la facilidad de obtener dinero sin papeleos, sin filas y, a veces, incluso estando en ASNEF. Pero...

Seguros de los préstamos: Todo lo que debes saber

Al contratar una hipoteca, préstamo personal o línea de crédito, existen diferentes costos asociados además de la tasa de interés nominal (TIN), y entre ellos se encuentran los seguros de los prést...

Préstamos online vs Préstamos bancarios

Los préstamos personales son una excelente forma de obtener financiación. Por lo general, exigen requisitos más accesibles que las hipotecas o los préstamos vehiculares. Además, este producto finan...

Préstamos para reformar un piso

Si has comprado un piso pero necesita algunos arreglos para que sea más atractivo y comercial, necesitas un préstamo para reforma de vivienda. Este tipo de financiación se puede obtener a través de...

¿Buscas un préstamo? Descubre cómo sacar provecho a los comparadores financieros

Si te encuentras en la búsqueda de préstamos personales, tienes que tener presente que la información es poder. Muchas veces en el aspecto económico no solemos estar tan informados, ni manejar tant...

¡Hola! préstamo

★ ★ ★ ★ ★
100 %
¡Hola! préstamo
Importe de préstamo:
50 – 2000 €
Plazo de devolución:
1 dias – 30 dias
T.A.E.:
3723.4 %

Vivus

★ ★ ★ ★ ★
100 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Vivus
Importe de préstamo:
50 – 1400 €
Plazo de devolución:
7 dias – 30 dias
T.A.E.:
2830 %

Moneyman

★ ★ ★ ★
90 %
El primer préstamo gratuito: 300 € / 30 days
Moneyman
Importe de préstamo:
100 – 1500 €
Plazo de devolución:
5 dias – 4 meses
T.A.E.:
3112.64 %